Toylet supera todo lo conocido en sensores de movimientos

blogerredas 28 enero 2011 0



¿Move de PlayStation? ¿Kinect de Xbox 360? ¿la Wii de Nintendo? No. Ninguno de estos dispositivos con sensores de movimiento han alcanzado la máxima innovación. Ni Sony, ni Nintendo, ni Microsoft han tenido una ocurrencia semejante a la que ha tenido Sega. Se trata de los Toylets, unos dispositivos realmente extraños que ya ha sido instalado en los urinarios de varios bares de Tokio y que permite a los hombres jugar un videojuego mientras orinan. De hecho los cuatro games disponibles son precisamente para jugar con la orina. Es que este aparato posee un sensor que sirve para medir la presión con la que llega la orina al mismo, por lo que se puede competir en cuatro diferentes y divertidos juegos.

En Manneken pis, el jugador se pone en la piel de la famosa escultura de Bruselas y el sensor simplemente mide la cantidad de orina que se ha expulsado. En Graffiti Eraser el pis es utilizado para limpiar las paredes como si se tuviera una manguera, de manera que cuanto mayor sea la presión de la orina, más limpio quedará el muro en cuestión. Además una vez que se finalice la partida, la pantalla le mostrará a quien hizo sus necesidades, el tiempo que le tomó limpiar la pared.

El tercer juego disponible es The North Wind and Her, que funciona de un modo similar a los dos anteriores, solo que es un poco más machista. El viento norte intentará levantar el vestido de una chica, y el jugador manejará dicha intensidad. Pero sin lugar a dudas el último juego es el más extraño de todos. Se trata de Milk from Nose, en el que dos luchadores lanzarán leche por la nariz para intentar expulsar al contrincante del ring. Hasta el momento estos juegos se han instalado en cuatro labavos y bares de Tokio.